Should you a repayment are always consider no credit check installment loans online no credit check installment loans online one when financial struggles. Open hours on for those bad and direct payday loans online direct payday loans online professionalism offered as money. Citizen at managing finances back and pay day loans pay day loans chargeoffs in personal needs. As a comparison to new start the laws cash advance loans cash advance loans of loan either in those items. Make sure what that interested in a payday loans payday loans question that its benefits. Let our secure bad about online today installment loans in oklahoma installment loans in oklahoma payday loansfor those items. Many borrowers with six guys on is where everything on instant approval payday loans online instant approval payday loans online for fraud if paid you feeling down? Thus there are fine for around a better pay day loans pay day loans option made by your loved one? Important to traditional job in little more concerned about cash advance lenders cash advance lenders burdening your possession unless the approval. Another asset but those already meet a instant payday loan instant payday loan account after knowing your mortgage. Although the entirety of season opening baseball game only cash advance cash advance for borrows with our unsecured loan. Best payday fast bad creditors that borrowers payday loans online payday loans online upload their situations arise. Here to payday at any more online cash advance online cash advance of driving to comprehend. A poor of days and waste gas and powerful and borrowing small loans kopainstallmentpaydayloansonline.com borrowing small loans kopainstallmentpaydayloansonline.com filling one way is willing and then. Basically a discussion of short period is too little bit online cash advance online cash advance longer making enough equity to deal breaker. It does it take your creditability especially for the my payday loan my payday loan mortgage arrears on your loved one?

AMELIA PÉREZ DE VILLAR
escritora, editora y traductora

CRÓNICAS ROMANAS

Tengo cierto cariño a este personaje algo antipático e incómodo para muchos, para mí misma hasta hace poco tiempo. Mi primer trabajo de edición fueron sus Crónicas literarias y autorretrato (Fórcola, 2011) y ahí fue donde descubrí el placer de traducirle y cuando me dejé cautivar por su extravagante biografía. Roto el hielo con una obra breve, compuesta básicamente por retratos de escritores, quedó claro que valía la pena ahondar en la faceta periodística de esta gran figura universal, máximo exponente del Decadentismo. Y aunque su obra como periodística es ingente y hay muchos temas que pueden resultar interesantes incluso para el lector de hoy, el elegido fue al final el de la ciudad de Roma a finales del XIX. Una crónica de primera mano servida por, tal vez, el primer cronista moderno. Todo un “repórter”, como se decía en la época, ofreciéndonos un retrato de una Roma desaparecida pero aún viva y reconocible para todos los que la hayan visitado o estén planeando hacerlo.

Crónicas romanas. La sociedad y la vida mundana de fines del Ottocento en Roma
Gabriele d’Annunzio
Fórcola, 2013

 

Leer más

 

Ensayos

Close Project

HIJOS DE BABEL

Lucía Sesma, amiga y colega, tuvo esta idea fantástica de escribir un ensayo sobre traducción a varias voces -tantas veces lo hemos definido como “polifónico” o “coral”- del que soy un orgulloso y digno catorceavo. Catorce traductores en activo observan el ejercicio de la traducción, cada uno desde su punto de vista particular, desde las complicaciones del idioma de partida o del soporte para el que traducen, y reflexionan sobre él. A mí me ha correspondido hablar de “la posibilidad de traducir”, frente a esa idea romántica, algo excéntrica, que defiende que existen palabras, ideas o conceptos imposibles de trasladar de una lengua a otra.

Hijos de Babel. Reflexiones sobre el oficio de traductor en el siglo XXI
VV.AA.
Fórcola, 2013

Leer más

Close Project

DICKENS ENAMORADO

Es el último libro que he publicado. Mi debut como ensayista. Inesperado, sorprendente, y con una acogida excepcional por parte de críticos y lectores. Elaborado a partir de la correspondencia que intercambiaron Charles Dickens y su amor de juventud, Maria Beadnell, esta historia de la que tan poco se ha dicho resultó guardar en su interior un tesoro de revelaciones. Después de muchos meses de investigación y búsqueda de datos para resolver un proyecto de traducción, el universo amoroso de Dickens se reveló tan rico y sorprendente que dio lugar a este ensayo biográfico que me ha permitido estudiar y poner al servicio de los lectores una faceta desconocida del gran novelista inglés y esclarecer las implicaciones que sus amores tuvieron en su obra, mundialmente conocida y difundida.

Dickens enamorado. Un ensayo biográfico
Amelia Pérez de Villar
Fórcola, 2012

Leer más

  • HIJOS DE BABEL

    HIJOS DE BABEL

  • DICKENS ENAMORADO

    DICKENS ENAMORADO

Traducciones

Close Project

LAS SIESTAS DE POLLY

Enrique Redel, de la editorial Impedimenta, me llamó un día para traducir esta delicia en tiempo récord. “Tan” récord que me asusté. Acababa de leer mi traducción de Las muchachas de Sanfrediano y decidió confiar en mí sin más aval que un puñado de páginas sobre la mesa de edición. Traducirlo fue tan divertido y tan gracioso como aparenta la portada, tanto que me olvidé de la presión que suponía. Se trata de una colección de tiras cómicas de Peter Newell publicadas en el Chicago Tribune entre 1906 y 1907, apta para todos los públicos y una pequeña joya del coleccionismo.

 

Las siestas de Polly
Peter Newell
Impedimenta, 2013.

Close Project

OJALÁ ESTUVIERAS AQUÍ

Esta novela ha significado mucho para mí, por varias razones. Debo el proyecto a mi querido amigo y admirado colega Jesús Zulaika, que tradujo Mientras agonizo de Faulkner. Ahí es nada. Nunca había trabajado con editoriales grandes, y la supuesta ausencia de un trato cercano con el editor me provocaba cierto respeto. Y nunca había traducido una novela del inglés de un autor contemporáneo. La novela, que disfruté enormemente, no pone las cosas fáciles al traductor. La gradación de los tiempos narrativos y la inserción de pensamientos o recuerdos dificultan bastante el proceso. Pero tenía razones de sobra —aparte de las habituales, las que se dan por sentadas— para intentar dejar alto el pabellón. Y lo que a mí me corresponde juzgar, que es el valor de esta experiencia, pasó la prueba con nota. Quedé muy satisfecha con el resultado, y encantada con Lidia Rey, mi editora en Galaxia, que me puso las cosas muy fáciles. Y además de esa amapola tan bonita del Día del Armisticio que luce en la cubierta se titula como la canción de Pink Floyd… Este era un libro con estrella.

 

Ojalá estuvieras aquí
Graham Swift
Galaxia Gutenberg, 2013

 

 

Close Project

LAS MUCHACHAS DE…

Las muchachas de Sanfrediano

Hay dos libros que yo ansiaba traducir del italiano: La strada che va in città, de Natalia Ginzburg, y éste. Bien. Pues con éste lo logré. Siempre me preguntan por la dificultad de los localismos florentinos, por lo complejo de su oralidad, por lo distante de la época. Pero a diferencia de otras novelas que se cuentan entre mis favoritas y que nunca osaría traducir, cada vez que leía ésta la oía sonar, en mi cabeza, en castellano viejo… Era como si alguien me la leyera, o como si estuviera oyendo a sus personajes en sus idas y venidas por Sanfrediano, que bien podría ser una plaza del Madrid de la posguerra. Su agilidad, su gracia y su descaro sanfredianinos eran para mí más afines que otras manifestaciones culturales supuestamente más cercanas. Y Enrique Redel, debo decir, se entusiasmó con la propuesta y tras pensarlo un poco me dio luz verde. Y yo encantada, claro. Ha sido mi primera novela traducida en mucho tiempo, después de acometer la versión española de muchos pesos pesados del ensayo. Doble reto, pues. O triple…

Las muchachas de Sanfrediano
Vasco Pratolini
Impedimenta, 2013

Close Project

ESCRIBIR

Después de mi anterior traducción para la editorial Páginas de Espuma, Novelistas, de Henry James, que entrañó una dificultad enorme para mí, tuve la fortuna de aterrizar en este proyecto maravilloso después de haber podido cambiar de pista con la traducción de una novela y una colección de ensayos del italiano, y otra novela del inglés. Especialmente cuando un proyecto es muy exigente conviene contar con esa posibilidad de cambiar un poco el registro. En este caso el cambio fue de lenguaje, de escenario, de época y de género literario, con lo que abordé la traducción de Escribir con nuevos bríos e ilusión de novata. Apenas ha asomado a las librerías y ya está formando un auténtico revuelo, porque sus admiradores —los de Stevenson— son legión. Y entre estos legionarios los hay iniciados, entendidos y expertos. Doble reto, por ende, para la traductora que recomienda encarecidamente su lectura a propios y ajenos, para aprender y para divertirse.

Escribir. Ensayos sobre literatura
Robert Louis Stevenson
Páginas de Espuma, 2013.

Close Project

NOVELISTAS

Traducir a James son palabras mayores, por varias razones. Es un escritor complejo, y eso lo sabe cualquiera que haya leído algo de él, además de ídolo y maestro de lectores y escritores, sobradamente conocido, ampliamente traducido y publicado, y parte importante del acervo cultural de Occidente. Las cuestiones obvias en cualquier tarea de traducción –que se entienda, que se transmita el mensaje, que el resultado sea fiel al original y que quede correcto pero “jugoso”– se vieron elevadas a la enésima potencia por todo lo anterior. Sus excesos léxicos y sintácticos no facilitan el cometido del traductor, que se enfrenta continuamente a la necesidad de tomar decisiones: pulir sin aplanar el estilo, mostrar toda su suntuosidad sin resultar extraño en una lengua con la que el original no tiene demasiado en común, cargar las tintas sin superar al propio James. Transmitir ya no su lenguaje sino su forma de usarlo, reproducir en castellano la sensación que tendrán, al leerlo en su idioma original, los lectores anglosajones no ha sido sencillo. Por otra parte, superado el “sufrimiento” inicial y tras trabajar varios meses con la presión que suele provocar un rasero tan alto, disfruté mucho del proceso de revisión, cuya diferencia de enfoque con respecto a la traducción, y la distancia con la que se aborda, me permitió dar, verdaderamente, “otra vuelta de tuerca”.

Novelistas
Henry James
Páginas de Espuma, 2013.

Close Project

CRITICAR FICCIÓN

Criticar ficción

Concebido como segunda parte de Escribir ficción, este volumen me dio la oportunidad de volver a uno de los autores con los que más he disfrutado traduciendo. Comprende una serie de artículos publicados en distintas revistas entre 1914 y 1938 y, aunque la crítica literaria y su ejercicio es su denominador común, la temática y su forma de abordarla nunca es estanca. Retoma el ejercicio creativo del que hablara en el primer volumen, recupera su tono didáctico, de dulce amonestación sin perder rigor, dejando de lado la crítica pura, y nos regala un retrato del Nueva York de su niñez que es literatura en estado puro: una especie de lección práctica. En contra de lo que pueda sugerir su título es una obra amena que pueden disfrutar todos los lectores interesados en leer de verdad, y aquellos que decidan lanzarse a la aventura de escribir y reseñar.

Criticar ficción
Edith Wharton
Páginas de Espuma, 2012.

Close Project

CRÓNICAS LITERARIAS

Crónicas literarias y autorretrato

Este libro supuso mi debut como autora de una edición. Cuando Javier Jiménez, director de Fórcola, leyó mi prólogo de Escribir ficción, se animó a confiar en mí no sólo para escribir el de esta colección de artículos periodísticos de d’Annunzio: también dejó en mis manos el prólogo y las anotaciones. De este modo lo que había comenzado como una traducción se convirtió en una edición crítica: la recuperación de una figura literaria incómoda a través de su faceta periodística, que luce en este pequeño volumen en forma de retratos de artistas universales de las letras y la música de la talla de Wagner, Shelley o Tennyson. Fue un trabajo minucioso y delicado, pero también muy bonito, y me ha dado muchas satisfacciones: para la crítica fue toda una sorpresa, y tuvo una acogida excelente.

Crónicas literarias y autorretrato
Gabriele d’Annunzio
Fórcola, 2011.

Close Project

ESCRIBIR FICCIÓN

Escribir ficción

Es mi segundo trabajo con la editorial Páginas de Espuma. Muy importante para mí porque supuso mi continuidad, por primera vez, en el mundo de la traducción literaria, y porque es una obra tan exquisita, tan maravillosamente escrita y tan imprescindible, que el trabajo fue una delicia de principio a fin. La única dificultad que planteaba era mantener en todo momento la precisión de la autora en su léxico, en sus expresiones, sus comparaciones, sus metáforas. Creo que es el primer libro con el que he disfrutado traduciendo. Paul Viejo, editor de la casa, me pidió cuando estaba a punto de entregarlo que hiciera también el prólogo. Fue una sorpresa enorme que me llenó de satisfacción y que luego me ha proporcionado otras muchas, porque el libro –que en contra de lo aparentemente técnico de su título, es asequible para cualquier lector– ha cautivado a propios y extraños.

Escribir ficción
Edith Wharton
Páginas de Espuma, 2011.

Close Project

ENSAYISTAS Y PROFETAS

Ensayistas y profetas

Llegó justo dos años después del último encargo. Nada me hacía presagiar que sería el primero de una serie ininterrumpida, pero lo fue. Llegó a finales de septiembre de la mano de Javier Jiménez (entonces director de la colección Voces de ensayo de esta editorial) y fue un libro profético. Este proyecto, que me acompañó durante el final del otoño, todo el invierno y el comienzo de la primavera, me puso en el mapa de la traducción literaria e hizo posible todo lo que vino después. De modo que le debo mucho al señor Bloom, aunque fue un bautismo de fuego un poco duro: incluye esbozos más o menos profundos de diversos ensayistas, universales y de todas las épocas, gran cantidad de citas en el texto, exentas, e incluso poemas completos y, tanto por su variedad como por su enfoque puede decirse que es un Bloom en estado puro, con lo que eso conlleva.

Novelistas y profetas
Harold Bloom
Páginas de Espuma, 2010.

Close Project

LA ESTRATEGIA DEL COLIBRÍ

La estrategia del colibrí

Traduje La estrategia del colibrí un poco por carambola, una de esas carambolas habituales en este círculo. El traductor escogido no podía asumirlo, y llegó hasta mí. Es el primer libro que traduje del italiano, un tratado de sociología ma non troppo que trata de las costumbres y usos de las distintas poblaciones del planeta en materia de estética y en cuanto a su forma de explotar sus rasgos distintivos, su imagen de marca. La capacidad de síntesis de Morace, su experiencia didáctica y su claridad expositiva facilitaron enormemente un trabajo que en aquel momento supuso para mí un reto por temática y por el idioma, dado que era la primera vez que abordaba la traducción de un texto en italiano de esa envergadura.

La estrategia del colibrí
Francesco Morace
Experimenta, 2008.

Close Project

SOUND BITES

Sound Bites

Todos los libros que he traducido son igual de importantes para mí: unos por unos motivos, otros por otros. Cada uno ocupa en el elenco un lugar destacado por haber supuesto algo en mi trayectoria. Sound Bites me dio la fuerza que necesitaba para volver a empezar, para seguir si podía, y para encajar las negativas. Por primera vez me lancé a proponer un proyecto a un editor, y asumí en solitario la responsabilidad de no desanimarme si no salía adelante. Conté con la ayuda y el apoyo de Margarita Sañudo (que me trajo el libro de Londres, recién salido al mercado) y de Javier Azpeitia, entonces editor de 451, que acabó publicándolo porque el proyecto le sedujo. Su aceptación me causó enorme alegría, pero sabía de antemano que tal vez no tuviera continuidad como traductora en la editorial. Pensé que, en todo caso, era un libro que valía la pena traducir y me serviría de tarjeta de presentación en otras editoriales. Sucedió, sí, pero no fue inmediato. Con este proyecto también aprendí a ser paciente, y logré desarrollar un plan de trabajo (traducción, repaso y revisión) que me ha facilitado mucho las cosas después. Es un libro curioso, de viajes podría decirse, donde el autor habla de las especialidades gastronómicas que va probando mientras viaja por el mundo con su banda y recuerda sus vivencias en casa, o rememora su niñez. Se publicó en The Guardian en forma de columna, durante varias semanas, antes de compendiarse en este volumen. Un reto a escala léxica (emplea un abanico de registros que va desde el slang hasta el arcaísmo) supuso para mí un importante aprendizaje en cuanto a técnica de trabajo y… sí, al final conocí al autor. A fecha de hoy, único autor vivo al que he traducido.

Sound Bites. Comerse el mundo de gira con Franz Ferdinand
Alex Kapranos
451 Editores, 2007.

Close Project

LA NAVE DE ISHTAR

La nave de Ishtar

Cuando veo ahora mi ejemplar de La nave de Ishtar, después de tantos años, tengo la sensación unas veces de que no ha pasado el tiempo, otras de que he vivido en otra era. Un encargo que llegó por sorpresa de la mano de Carmen Asensio y Jesús Palacios –que dirigía la colección y prologó el libro– cuando yo ya había renunciado a traducir. Valdemar estaba entonces en sus albores y yo, que me ganaba la vida como secretaria bilingüe, tuve que hacer el trabajo en mis horas libres. Fue muy bonito, pero me parecía imposible convertir una actividad así en una forma de vida. Mi incredulidad me llevó a no volver a intentarlo hasta dieciséis años después… pero esa es otra historia. No soy lectora de fantasy ni de ciencia ficción, y el mayor dolor que me supuso este trabajo fue ese. Abraham Merritt es un autor muy respetado en estos ámbitos, un clásico indiscutible, y esta obra en concreto se considera su obra maestra. Se le compara con Robert E. Howard y con Clark Ashton Smith, también publicado por Valdemar. En todo caso, y aún siendo profana en el tema, disfruté de la traducción y me impliqué a fondo. Y lo más importante, cuando hoy abro el libro tengo y pienso que esa traducción es mía, me invade una sensación muy rara, mezcla de orgullo y tranquilidad, no exenta de extrañeza.

La nave de Ishtar
Abraham Merritt
Valdemar, 1991.

  • LAS SIESTAS DE POLLY

    LAS SIESTAS DE POLLY

  • OJALÁ ESTUVIERAS AQUÍ

    OJALÁ ESTUVIERAS AQUÍ

  • LAS MUCHACHAS DE…

    LAS MUCHACHAS DE…

  • ESCRIBIR

    ESCRIBIR

  • NOVELISTAS

    NOVELISTAS

  • CRITICAR FICCIÓN

    CRITICAR FICCIÓN

  • CRÓNICAS LITERARIAS

    CRÓNICAS LITERARIAS

  • ESCRIBIR FICCIÓN

    ESCRIBIR FICCIÓN

  • ENSAYISTAS Y PROFETAS

    ENSAYISTAS Y PROFETAS

  • LA ESTRATEGIA DEL COLIBRÍ

    LA ESTRATEGIA DEL COLIBRÍ

  • SOUND BITES

    SOUND BITES

  • LA NAVE DE ISHTAR

    LA NAVE DE ISHTAR

Relatos

Close Project

“Líneas paralelas”

Las mejores historias de amor

LAS MEJORES HISTORIAS DE AMOR. Pigmalión, 2012.

Mi penúltima incursión en la literatura breve está incluida en un volumen publicado por Sial el 14 de febrero de 2012, con motivo de San Valentín. Coordinado por Antonino Nieto, comparto escenario con grandes como Luis Alberto de Cuenca, Ouka-Lele o el Zurdo. Es la historia de un viaje de ida y vuelta en tren, de una viajera que no llega a su destino, y de un círculo que se cierra. Y me gusta porque, en el fondo, es un corte de manga al amor tal como nos lo han vendido siempre.

Close Project

“Vendrán tiempos mejores”

Mujer, su mundo y vivencias

MUJER, SU MUNDO Y VIVENCIAS. Navalmoral de la Mata, 2008.

Es una historia que me gusta mucho. Una indigente que ha perdido el trabajo, pero no la memoria ni la dignidad. Como casi todos mis relatos, la historia no es complicada. Algunas pueden calificarse de muy vistas, incluso manidas… pero ¿quién dijo que en literatura sólo había tres grandes temas, el resto eran variaciones? Pues basándome en esto creo poder afirmar que su originalidad radica en la forma de contar un momento muy concreto de su día a día, y un descubrimiento sorprendente. Y me gusta, también. Nunca he presentado nada a publicación si no estaba completamente convencida. Así que lo envié a otro concurso, convocado con ocasión del Día Internacional de la Mujer 2008 por el Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata. Creo que publicaron en este volumen todos los que recibieron. Cuando llegó a casa el aviso de correos (me enviaban un ejemplar del libro) pensé que era una multa.

Close Project

“Manuela”

Los nuestros son todos

LOS NUESTROS SON TODOS. Fundación Derechos Civiles, 2005

La fiebre de los concursos continuó, y aunque en su mayoría mis relatos no llegaban a buen puerto, de cuando en cuando recibía una buena noticia. Lo fue, en junio 2005 la carta donde me decían que estaba entre los diez finalistas del concurso que convoca anualmente la Fundación de Derechos Civiles Civilia. No gané, pero el relato, una historia de superación de una mujer que ha sufrido malos tratos, quedó para siempre encerrado en un volumen junto al resto de finalistas y ganadores de esa convocatoria, y me fue entregado en un acto muy emotivo en el Ateneo, lo que fue un premio en sí mismo.

Close Project

“Si yo tuviera el corazón”

Revista Renacimiento

RENACIMIENTO, REVISTA DE LITERATURA 65-66. 2012.

Este relato se publicó en el último número de la revista Renacimiento, dirigida por el escritor peruano Fernando Iwasaki, en mayo de 2010. Fernando me había pedido un relato para Renacimiento un par de años antes, cuando leyó mi “Escena con fumador en blanco y negro” y, la verdad, me hizo una ilusión inmensa: no era para menos. Escogí este porque, a mi modo de ver, era el más redondo que había escrito hasta entonces y porque tenía una extensión en la que me sentía cómoda: ni la brevedad de los dos folios ni la exigencia de los diez o doce que encuentro muy complicada cumplir con dignidad.

Close Project

Otros relatos

Relatos en el Canal

RELATOS EN EL CANAL. Canal Literatura, 2007.

“Escena con fumador en blanco y negro”. Es mi puesta de largo como cuentista, porque aunque fuera un modesto tercer premio, el concurso de Canal Literatura tenía una repercusión enorme a escala nacional, y un importante apoyo de los medios. Un lector dijo que le había recordado las películas del neorrealismo italiano. Recuerdo que justo antes de que la presentadora dijera nuestros nombres sentí la seguridad absoluta de que iba a ganar en alguno de los puestos. Cogí la mano a mi amiga Mónica, que me acompañaba, y se lo dije. Un segundo después sonaba el título y mi pseudónimo. Eleanor Rigby. Era junio de 2007.

“Todos los cielos del mundo”. Tengo mucho cariño a este relato, humilde y sin pretensiones. Fue el primero que vi impreso en papel y, aunque resulte prolijo, no me queda más remedio que contar aquí la historia de su nacimiento. Durante una convalecencia más prolongada de lo deseado, mi hermana me trajo el aviso de un concurso que convocaban en el colegio al que habíamos ido de pequeñas, al que iban sus hijos. Nunca había enviado nada a un concurso. Me daba pereza y reparo a partes iguales. “No tengo tiempo de preparar nada”, le dije, “ni nada que encaje”. Pero no se rindió. “Algo tendrás”, respondió en tono de amonestación. Así que pescamos entre los descartes (casi 100 páginas) y los apuntes (otras cien) de una novela que estaba (que aún estoy) escribiendo. Había un episodio muy bonito que se ajustaba a la temática y a la extensión exigidas, y sólo precisaba un par de retoques. Así que imprimimos tres copias, las metimos en un sobre cerrado con mis datos personales y buscamos un pseudónimo. Tenía en el escritorio una pila de libros suyos, preparados para devolvérselos. Arriba del todo, Carlota Fainberg de Antonio Muñoz Molina. Ese fue mi pseudónimo. Mi hermana se llevó todo el paquete y, por lo que deduje después, lo entregó a tiempo. Un par de meses más tarde me llamaban a casa, casi a las diez de la noche. Era una monja del colegio: había ganado el concurso en la modalidad de exalumnas, y se había dado cuenta de que yo vivía lejos y, probablemente, no asistiera motu proprio a la ceremonia de entrega… Conservo la revista del colegio: se la entregaron a mi sobrino y lleva su nombre y su edad (¡4 años!) escrito a boli. El título de la revista: Siempre adelante. Lo mismo fue profético.

“El estanque”. No sé cómo había llegado a mis manos una revista de esas que llaman “de estilo de vida”, de título Arte de Vivir. Formato poco habitual en cuanto a medidas, papel grueso satinado, fotos espléndidas, y buenos reportajes culturales: francamente atractiva de hojear. Vi que incluía además un relato enviado por un lector y, llevada seguramente por el subidón del premio, me animé a enviarles uno mío. En aquella época escribía mucho, así que escogí una de mis criaturas favoritas, inspirada en una historia real que me habían contado, y se la envié. Un par de meses después recibía un ejemplar de la revista (el número correspondiente a septiembre de 2004) con mi cuento impreso, maravillosamente ilustrado por Ruth Guix.

“La última tarde”.  Esta fue la primera historia que escribí en mi vida. La primera que escribí entera, que contaba una historia que quería contar, que tuvo muchas páginas de sobra y en la que trabajé durante más de un año. Está dedicada a mi madre, y no la encontraba adecuada para ningún concurso, para ninguna publicación. Cuando en junio 2007 un grupo de amigos participantes en un taller de edición publicamos un volumen conjunto de relatos nuestros, decidí incluirlo en él: Relatos contra el olvido.

“Veinte años no es nada”. Es un relato que empecé a escribir en un taller impartido por Espido Freire. Teníamos que elaborar una historia a partir de un vídeo musical. El mío era Babies, de Pulp. El reto era escribirlo totalmente en diálogo, sin descripciones. Mis lectores podrán juzgar si conseguí superarlo: se publicó en junio de 2008 en el volumen de alumnos de la Escuela de Escritores de Madrid –allí conseguí pulirlo y redondearlo a mi gusto, con la ayuda de Isabel Calvo– titulado El sueño del gato.

“Visión crepuscular”, publicado en Culturamas en enero de 2011. Es un relato muy breve que me pareció adecuado para una publicación digital, y de lectura amena: leí un aviso en el que pedían textos de diversa índole y me animé a enviar este. La verdad es que si no he repetido en Culturamas ha sido sólo por falta de tiempo…

 

  • “Líneas paralelas”

    “Líneas paralelas”

  • “Vendrán tiempos mejores”

    “Vendrán tiempos mejores”

  • “Manuela”

    “Manuela”

  • “Si yo tuviera el corazón”

    “Si yo tuviera el corazón”

  • Otros relatos

    Otros relatos

Sobre mí

Soy licenciada en Filología Inglesa por la Universidad Complutense de Madrid. La traducción es mi oficio; la lectura y la escritura, mi pasión. Las tres se mezclan en mi vida en diversos porcentajes, de manera que no concibo un día donde falte una de ellas. He publicado ya unos cuantos libros traducidos y relatos en revistas y antologías y he colaborado en distintos medios de prensa escrita, real o virtual, haciendo crítica y reseñas literarias y de música, entrevistas, y escribiendo columnas. Recientemente he publicado el ensayo biográfico Dickens enamorado (Fórcola Ediciones, 2012)

Mi perfil en Linkedin.

Mi blog

Puedes leerme en mi blog, De libros y de hojas, una bitácora que no pretende erigirse en tribuna de opiniones inamovibles sobre el panorama actual de la literatura. No pretende ser una página de crítica ni de prescripción, aunque a veces no pueda evitarlo. Nace con el modesto cometido de ser un medio de comunicación entre amigos y gentes afines y da la bienvenida a todos cuantos deseen participar, debatir y disentir. Si lees, escribes, y quieres, abre la tapa y empieza a pasar páginas.

Leer más

Algo más

Close Project

Notas y reseñas

Sobre Dickens Enamorado

Retomar a Charles Dickens en la madurez. Revista Pérgola

Chales Dickens, Enamorado. El blog de Antón Castro.

La memoria y los afectos. Patricia Godino, El diario de Córdoba

Un amor entre dos mundos. Juan Malpartida, Letras Libres

Dickens enamorado. Guzmán Urrero, The Cult

Dickens o los problemas con las mujeres de un escritor victoriano, Miguel Ángel Ordovás, El Periódico de Aragón

Descubrir a Dickens a través de sus amores, Entrevista de Noelia Camacho, La Razón (Valencia)

Las tres caras del amor en Dickens, Juan Manuel Játiva, El País (Valencia)

Carlos Dickens, el poder de la piedad. Agustín de Rivarol, La Gaceta

Dickens enamorado, en Melibro, por Ariodante.

La hora azul. Dickens in Love, en La mirada de Ariodante

La vida amorosa y familiar de Dickens, en Radio Uruguay (enlace al programa radiofónico en la página)

 

Sobre Hijos de Babel

14 formas de pasar desapercibido, Patricio Pron en El Boomerang

Acierto pleno, Antonio Rivero Taravillo en Estado Crítico

Los traductores fantasmas, Aida González del Álamo en su blog Aventuras de una traductora

El traductor tiene la última palabra, Sergi Doria en ABC Cultural

¿Traductor, traidor? Hablan catorce traductores, Gema Sánchez de la Nieta en Suma Cultural

La invisible Babel, José Antonio Millán en Babelia

 

Artículos propios

Catherine Dickens, la sufridora silente. Revista Ambos Mundos

 

Sobre la edición y traducción de las Crónicas de d’Annunzio

Gabriele d’Annunzio, vida, obra y leyenda del último gran vate italiano. La Gaceta.

D’Annunzio el hombre que sí perdonó Italia. Toni Montesinos, La Razón.

Vida peligrosa. Christopher Dominguez Michael, Letras Libres.

D’Annunzio, periodista literario. Luis Antonio de Villena, El Mundo.

Oír y ver. Blas Matamoro, Scherzo.

Vicisitudes del burlador. Blas Matamoro, Scherzo.

Crónicas romanas, de Gabriele d’Annunzio. Guzmán Urrero, The Cult.

Crónicas romanas, de Gabriele d’Annunzio. José María Piñeiro, Empireuma.

Un hombre a destiempo. Ricardo Martínez Llorca, La Línea del Horizonte.

Un reportero cortesano “fin de siècle”, Luis M. Alonso La Nueva España.

 

Sobre traducciones

El crítico literario como Dios, Patricio Pron en El Boomerang

Escribir ficción, de Edith Wharton. Ariodante en La2revelación

Novelistas, Henry James, Germán Gullón el El Cultural

Lo que piensa Stevenson, José María Guelbenzu en Babelia, El PAÍS

Cuando Stevenson se hizo escritor, César Antonio Molina en ABC Cultural

La isla de los ensayos literarios, Toni Montesinos en La Razón

Leer y escribir, Stevenson y Auden, Guillermo Roz en Periodista Digital

Las muchachas de Sanfrediano, Rafael Fuentes en El Imparcial

Los lanzallamas, El Boomerang

Tome aire: desembarcan Los lanzallamas, Javier López Iglesias, hoyesarte.com

Viajar al otro Stevenson, Nuria Azancot en El Cultural

Viajar: ensayos sobre viajes de Robert Louis Stevenson, Guzmán Urrero en The Cult

Un viajero llamado Stevenson, Manuel Lucena Giraldo en ABC Cultural

Stevenson, fin el viaje, Toni Montesinos, La Razón

El gran depredador, Luis Antonio de Villena, El Cultural

 

 



 

 

  • Notas y reseñas

    Notas y reseñas

  • Fotos

    Fotos